sábado, 16 de mayo de 2015

ENRIQUE GUERRA. Ministerio en El Salvador

Esta si es del recuerdo....cuantos años??? podría decirse, 35, 40 años...Con alumnos, profesores del IBIDCA (Santa Tecla) al centro el Rvdo. Wilfredo Calderón /lado derecho y nuestro amado padre el Rvdo. Enrique Guerra/lado izquierdo...aparecen Ricardo Lopez, David Peraza, Noel Magaña...entre otros.- ..Enrique ... siempre le pedía a Dios proveyera lo necesario para levantar una iglesia en el centro de San Salvador, los que existían estaban en otros lugares, pero no en el centro de la capital, siempre declaraba “que Dios le iba a proveer uno en el centro”. Fiel seguidor a la voz de Dios, en cierta oport...unidad se encontraba en ésa capital, pasó por un terreno que estaba desocupado, escuchó la voz de Dios que le dijo “detente, posee ese terreno, que yo levantaré mi obra en ése lugar”, a como pudo se introdujo en esa propiedad y solo comenzó a orar por ese terreno. ....... En mayo de 1977, se inauguró el templo, ahora sí, se contaba con el templo, pero no habían miembros, en el mes de julio se arranca con la cruzada “MARAVILLA 77”, porque todos se quedarón maravillados de lo que Dios había hecho en ese lugar.
• Una década sin el ministerio del “hermano Guerra”, Fue uno de los misioneros que marcó época: “El antes y después del hermano Guerra”. los rincones más escondidos de Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Puerto Rico, Estados Unidos, le vieron y disfrutaron de sus enseñanzas, ministerio, su don de buena gente y entrega total por su pasión: Propagar el Evangelio a toda cristura. 10 años después de apoteósica despedida por el pueblo que tanto le amó, el 23 de junio de 2000, sus enseñanzas, su empuje, confianza total en las promesas Divinas, su sencillez, no se han olvidado. — con Enrique Guerra (Yo) y Aeropuerto Juan Santamaria, San José, Costa Rica.. Me gusta · Comentar · Compartir Isaac David Guerra Mas alla de los recuerdos, queda en mi memoria un gran amigo, maestro, excelente padre... que me enseño que la vida tiene un valor incalculable, que me enseño a como levantarme, me enseño a llorar, me enseño a reir y me enseño a perdonar. Ninguna palabra es suficiente para decirte cuanto te extraño, pero ningun minuto es lo suficientemente rapido como para no pensar en ti. Asi que, papa, abrigo la esperanza de volverte a ver. Foto tomada donde inicio la obra frente a la Plaza El Llano....de izquierda a derecha Carlos Guerra Minchez, al frente Josue Guerra, al centro el hermano Jose Enrique Guerra su esposa Elsa de Guerra y en brazos quien esto escribe Isaac David Guerra eran los años 1965